Los valores son fundamentales para una buena convivencia y la forma más correcta de aprenderlos es desde que somos niños.

Nuestros padres y maestros son pieza fundamental para que podamos adquirir esos valores que nos forman y retroalimentan para ser mejores seres humanos.

Los valores se definen como las reglas de conducta y actitudes con las cuales un individuo se comporta, para saber lo que es correcto e incorrecto en la vida.

Te compartimos algunos valores fundamentales que tus hijos pueden aprender desde que son niños.

Amabilidad
: esto se logra con paciencia, tolerancia, respeto y comprensión. Si eres un padre o madre amable, esto también se reflejará en tu hijo, pero debes enseñarle que la jornada en la escuela comienza con un “buenos días” que debe contestar o manifestar a sus maestros o compañeros.

Respeto a la diversidad:
enseñar a los niños a aceptar y ver con naturalidad la diversidad de origen o raza, sin discriminar por el color de piel, tamaño o físico, es una de las decisiones más sabias para tener una convivencia sana diariamente.

Bondad:  bondad es la expresión de ser una persona buena, alguien que no comete actos para dañar a sus semejantes. Si tus hijos ven que ayudas a los necesitados o aconsejas a alguien que la está pasando mal, seguramente harán lo mismo que has hecho.

Honestidad:
si enseñas a tus pequeños a actuar siempre con base a la verdad y con justicia, tienes un gran camino ganado para que sea en un futuro un ciudadano que no caerá ante la corrupción que padece nuestro país.

En conclusión, los valores son los que evitarán que nuestros hijos tomen un mal camino y sean mejores personas.

Artículo creado con información del sitio Guía Infantil.com.